Hombre de 42 años, español, con consumo extremo de alcohol, pero no de drogas, y con diagnóstico de salud mental, perfil de la persona sin hogar en Pamplona

El Ayuntamiento y la Fundación Xilema presentan el Boletín del Observatorio del Fenómeno del Sinhogarismo en Pamplona

Microsoft Word - BAJO UN CIELO ABIERTO 2013.docx‘Bajo un cielo abierto’ es el título del primer número del boletín del Observatorio del Fenómeno del Sinhogarismo en Pamplona. Una publicación que analiza, a través de datos estadísticos, la situación de las personas sin hogar en Europa, España y Pamplona. En nuestra ciudad, el perfil de la persona sin hogar que utiliza los recursos que a su disposición pone el Ayuntamiento es el de un hombre de 42 años, español, con consumo extremo de alcohol, sin consumo de otras drogas y con diagnóstico de salud mental.

La concejala delegada de Bienestar Social e Igualdad, Ana Lezcano, la gerente de la Fundación Xilema, Idota Urzainqui, el miembro del equipo técnico de conocimiento de la Fundación Xilema, Javier Gil, y la estudiante de Sociología de la UPNA, Susana Jiménez, han desglosado los datos de este informe, que han presentado también en la Comisión de Asuntos Ciudadanos. El objetivo, tanto del informe como del observatorio, es contar con una herramienta que permita seguir planificando y reordenando los recursos con los que cuenta el Ayuntamiento de Pamplona para optimizar su utilización, ofrecer una mayor calidad de vida a los que menos tienen y plantear nuevos caminos de mejora para el trabajo con el colectivo de personas sin hogar.

El estudio considera el sinhogarismo con un fenómeno de exclusión social, estructural y estructurante de toda la sociedad, sobre el que se debe actuar para reducirlo al máximo con una serie de medios adecuados para acompañar e intervenir con las personas que lo sufren. El informe señal que se trata de un proceso de deterioro paulatino de las condiciones de vida de determinadas personas y colectivos en esferas fundamentales de la vida como la personal, la comunitaria o la económica. El trabajo analiza la situación de las personas sin hogar en siete países europeos (Francia, Alemania, Reino Unido, Italia, Portugal, Suecia y Polonia), la situación en España y el panorama en Pamplona basándose en datos estadísticos, con la dificultad que supone comparar diferentes fuentes y diferentes metodologías en la toma de esos datos.

Un 89% son hombres

Los datos relativos a Pamplona provienen del Servicio Municipal de Atención a Personas sin Hogar del Ayuntamiento, que gestiona la Fundación Xilema desde 2010. El servicio cuenta con tres programas: para empadronados en Pamplona, para personas itinerantes y el programa de atención en calle.

En 2012 un total de 1.930 personas utilizaron el Servicio Municipal de Atención a Personas sin Hogar, de las que un 88% se englobaron en el programa de itinerantes, un 8,6% en el de atención en calle y un 2,8% en el de empadronados. Casi nueve de cada diez, un 89% concretamente, fueron hombres, mientras que el 11% restante fueron mujeres. Respecto a 2011, el porcentaje de mujeres se ha incrementado en un 3%. Los datos muestran también que el programa de itinerantes es eminentemente masculino, mientras que el porcentaje de mujeres es del 23,3% y del 18% respectivamente en el programa de empadronados y el de atención en calle. En cuanto a la edad, la media es de 42,39 años, similar a las medias obtenidas a nivel nacional y europeo.

En Pamplona hay más personas sin hogar de origen español que extranjero, aunque con una cifra casi similar (50% españoles, 49,6% extranjeros y 0,4% no sabe o no contesta). A igualdad de las cifras indica que en cualquier momento se puede revertir la tendencia y ser más las personas sin hogar extranjeras como ocurre en los países europeos más desarrollados o Italia. La mitad de las personas sin hogar de origen extranjero  son de origen africano y de ellas, prácticamente el 50% son nacidas en Marruecos. Cuatro de cada diez personas sin hogar son de origen europeo y un 8,6% de América Latina, cifra esta última que revela una falta de correspondencia entre el contingente de inmigración y el de personas que no tienen un techo.

Por último, el análisis se centra en dos cuestiones que aparecen en gran parte de las situaciones que se atienden en el Centro de Atención a Personas Sin Hogar. Se trata de los consumos de alcohol y drogas y de las enfermedades mentales. El 48% de las personas que utilizaron el centro tienen consumo extremos de alcohol (intoxicaciones etílicas diarias y problemas ya diagnosticados de alcoholismo) y a un 20% se les detectó un consumo elevado. En cuanto a drogas, un 36% tienen un consumo extremo y crece a un 47% la población que no consume estas sustancias estupefacientes.

Además un 83% de las personas atendidas en el centro tiene algún tipo de problema de problema de salud mental, un 41% de ellas con una enfermedad diagnosticada y un 42% con la necesidad de realizarse una prueba diagnóstica para confirmar síntomas de patología dual (enfermedad que combina trastorno mental con consumo activo de sustancias nocivas).

Más de tres años en situación de exclusión

España contaba en 2012 son 22.938 personas sin hogar. Son datos del Instituto Nacional de Estadística que cada año realiza estudios y encuestas sobre este fenómeno. Al igual que en Pamplona, el sinhogarismo tiene un marcado perfil masculino en el país con un 80,33% de hombres. En términos edad, un 38,45% pertenece al grupo comprendido entre los 30 y los 44 años y un porcentaje similar, el 38,40%, a edades entre 45 y 65 años. Destaca que la mujer sin hogar es más joven que el hombre (40,66 años de ellas frente a los 42,5 años de ellos).

Un 54,2% de los sin hogar en España son nacionales y entre los extranjeros, un 56% son de origen africano y un 24% europeos. El INE muestra más características del perfil de la persona sin hogar que ene. 51,7% de los casos es soltera y en el 49,7% tiene hijos a su cargo. Un 44%, además, cuenta con unos ingresos entre 1 y 300 euros, mientras que casi un 21% no tiene ingresos de ningún tipo.

El boletín del Observatorio del Fenómeno del Sinhogarismo recoge más datos del INE que señalan que un 55,9% de las personas en esa situación no consume alcohol, un 30,5% de manera ligera y un 3% de manera excesiva. Además, el 44% de las personas encuestadas en 2012 llevaba más de tres años sin hogar.

El perfil, por tanto, de la persona sin hogar en España es el de un hombre de unos 42 años, de origen español, soltero, que ingresa entre 1 y 300 euros, sin hijos a su cargo, que no consume alcohol ni drogas y que lleva tres años en esa situación.

Más mujeres, jóvenes y familias con hijos en situación de sinhogarismo

A falta de datos homogéneos de toda Europa, el estudio se centra en siete países que pueden servir como ejemplo de la variedad que existe en el continente tanto social como económica. Por una parte se analizan países más desarrollados como Alemania, Francia o el Reino Unido, por otra un país del norte como Suecia, dos países del sur como Italia  Portugal y un país del este como Polonia. La primera conclusión es que el perfil de las personas sin hogar varía a lo largo de toda Europa de la mano de las características demográficas y nacionales.

También se puede concluir que los perfiles de las personas sin hogar se han modificado durante los últimos cinco años. Asimismo se puede señalar que mientras que los usuarios mayoritarios de los servicios para personas sin hogar siguen siendo hombres de media edad y solteros, se está produciendo un crecimiento de la proporción de mujeres, jóvenes y familias con hijos. La crisis económica y financiera ha provocado un cambio en los perfiles de las personas sin hogar y también su incremento en número. Por último, a pesar de que la mayoría de las personas sin hogar son oriundas del país de origen, se está produciendo un aumento significativo de la población extranjera en este colectivo.

Conclusiones comparativas

El análisis comparado que pretende este estudio concluye que el sinhogarismo es un fenómeno social, mayoritariamente masculino, si bien se percibe un incremento constante del número de mujeres. Afecta principalmente a un intervalo de edad entre 40 y 50 años, aunque a nivel europeo se está detectando un aumento de la población joven, incluso menores de 18 años acompañados de sus progenitores.

Sobre la nacionalidad de las personas sin hogar se refleja una dos tendencia. Por una parte los países europeos más desarrollados como Alemania, Reino Unido, Francia o Suecia, donde la población de origen extranjera en esa situación de exclusión es mayoritaria; y por otra, de la España, Polonia o Portugal, con datos similares de personas sin hogar nacionales y foráneas.

Respecto a otras valoraciones relativas a consumos o al papel de la crisis económica en la actual situación de las personas sin hogar, la falta de un estudio similar en todos los países o los resultados poco concluyentes hacen imposible la comparación.

BAJO UN CIELO ABIERTO 2013 v2.pdf

Comentar noticia

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.