Un nuevo parque de 37.750 m2, que incluye un lago con un geiser de 20 metros, da la bienvenida a Pamplona por la entrada sur de la ciudad

Arrosadía con nuevo aspecto tras la desaparición de una fábrica, la salida a superficie del río Sadar y la creación del paseo entre las universidades

parque-aranzadiUn nuevo parque de 37.750 m2 da la bienvenida a Pamplona en la entrada sur de la ciudad después de dos años de obras aproximadamente en los que han desaparecido las edificaciones de una antigua fábrica, el río Sadar ha salido a la luz en toda su superficie, se ha creado un lago de 5.000 m2 con un géiser que puede alcanzar los 20 metros de alto y se han comunicado las universidades a través de un paseo peatonal y para ciclistas. En todo el nuevo parque se han plantado un total de 14.120 arbustos y 469 árboles (arces, fresnos, chopos y cerezos).

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, junto con los miembros de la Comisión y la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento, han visitado esta mañana la zona tras la recepción de las obras. Este cambio de aspecto, correspondiente a la 5ª y última fase de las obras de Arrosadía, se ha completado con el nuevo puente sobre la avenida de Zaragoza, los viales construidos en las cercanías del parque y la plaza creada junto a las calles Blas de la Serna y Sebastián de Albero que da continuidad al parque de Ilargi Enea.

La visita ha comenzado junto al puente sobre el que ahora discurre la avenida de Zaragoza y que fue abierto al tráfico en febrero del año pasado para posteriormente continuar por el Octavo Camino de la Milagrosa y adentrarse en el parque a través de una de las dos pasarelas que cruzan ahora el río Sadar. Y es que este río ha salido en toda su extensión a la superficie adquiriendo un carácter más natural, después de permanecer oculto durante años bajo los edificios de El Pamplonica S.A. Además, cuenta en su recorrido en general con un cauce más ancho del que tenía, de entre 2 y 4 metros, y una pequeña escollera.

Una pasarela de 32 metros y otra de diez

La visita ha atravesado en primer lugar la pasarela que facilita el acceso a la gran superficie ajardinada desde la zona urbana del barrio de la Milagrosa y de la calle Río Ulzama. Esta pasarela tiene casi 32 metros de largo y es una estructura metálica que por su diseño y color queda integrada en el parque. La segunda pasarela, que cuenta con un aspecto similar, tiene una longitud de 10 metros y facilita el tránsito dentro del propio parque, un parque que está recorrido por caminos peatonales, tiene varias zonas de estancia algunas dotadas con juegos infantiles y un lago situado en su extremo Oeste. El lago tiene una superficie de 5.000 m2, su diseño presenta un vaso delimitado por juncos y piedras y está rodeado de pendientes que favorecen la recogida del agua de lluvia. En el centro se eleva un geiser que alcanza una altura de entre 9 y 20 metros.

Más hacia el Sureste se extiende la gran pradera verde en la que se alternan zonas llanas y colinas, sobre las que se colocará el arbolado. A través de ella se dibujan el camino principal y los secundarios, con bancos y otros elementos de mobiliario urbano en los puntos de intersección. Esta zona de pradera acogerá un espacio para juegos infantiles y otros elementos para adultos, así como aparcamientos para bicicletas, papeleras y fuentes.

El recorrido realizado esta mañana ha proseguido hacia el Nordeste para llegar a una plaza dotada con mirador y que cuenta con zona de esparcimiento infantil y para adultos. Desde ella parten recorridos en suave pendiente que llegan a la zona central del parque y también hacia el exterior para facilitar el acceso desde las viviendas.

Toda esta parte del parque también está recorrida por un paseo que hacia el Este conecta con los terrenos de la Universidad Pública de Navarra y hacia el Oeste continúa hacia la Universidad de Navarra. De esta forma se ha recuperado el río como nueva zona continua de paseo, tanto para peatones como para ciclistas.

Finaliza el desarrollo de Arrosadía-Lezkairu

El ámbito de actuación de la 5ª y última fase de obras de Arrosadía-Lezkairu comprende el sector S1 de la unidad XIX (Arrosadía) y tiene una superficie estimada de 111.844 m2 . Limita al Norte con la calle Río Ulzama, al Sur con la calle Sadar y la avenida de Cataluña, al Este con la calle Sebastián de Albero y al Oeste con la calle Miguel Astráin, la ronda de Azpilagaña, el camino de la Universidad de Navarra y la avenida de Zaragoza.

La empresa LKS Ingeniería, S.Coop ha dirigido los trabajos y ha desarrollado la separata del proyecto del parque a partir de la propuesta básica de Gaztelu Arquitectos en colaboración con Mecsa, S.A. El proyecto total fue realizado por 3G. Las obras fueron adjudicadas a la UTE Lago Arrosadía compuesta por Arian Construcción y Gestión de Infraestructuras, S.A., Azysa Obras y Proyectos, S.L., I.C. Construcción, Ingeniería y Gestión de Obras, S.A.-Obras especiales de Navarra por un importe de 10.523.679 euros, lo supuso una rebaja del 35%.

A los 111.844 m2 mencionados anteriormente se unen las actuaciones realizadas en una fase previa y que hacen que en Arrosadía se haya actuado sobre 260.000 m2 para dar un nuevo aspecto a la entrada Sur de la ciudad.

Nuevos viales de circulación rodada y de coexistencia

Por lo que respecta al desarrollo de viales del nuevo ámbito, se han creado nuevas calles entre la calle Jimeno Jurío y el Octavo Camino de la Milagrosa. Hay viales de circulación rodada y calles de coexistencia con el mismo diseño que el resto de Arrosadía. Los primeros tienen una calzada de 7 metros, aparcamientos en batería y aceras con anchura de entre 4,4 y 7 metros. En las calles de coexistencia la zona de tránsito de vehículos alcanza los 6 metros, el aparcamiento se realiza en línea y las aceras son de entre 2,5 y 3,5 metros. Todos los viales tienen un carril bici de 2 metros. Las nuevas calles se dibujan tanto paralelas a la avenida de Zaragoza y dando continuidad a las ya existentes como perpendiculares a ella y para servir de unión entre esta avenida y la calle Fernando Remacha.

Además, al otro lado de la avenida de Zaragoza, se ha creado una nueva vía que viene a ser la continuidad del Octavo Camino de la Milagrosa, que llega hasta la ronda de Azpilagaña y que sustituye a la antigua carretera de la Universidad que ha desaparecido para dejar espacio al río y al paseo colindante.

Nueva plaza junto a Blas de la Serna y Sebastián de Albero

El desarrollo de esta parte de la ciudad ha incluido también una nueva plaza entre las calles Blas de la Serna y Sebastián de Albero, junto al parque Ilargi Enea. Esta plaza ha mantenido la retícula regular de la plaza contigua y está pavimentada con losas de hormigón. Tiene árboles, a modo de ‘bosquete urbano’. De esta forma cuenta con aspecto de parque y ofrece zona de sombra para la época de calor. Las especies elegidas has sido magnolios y arces.

Por último, los trabajos de urbanización también han incluido la creación de nuevas galerías de servicios subterráneas, similares a las de la zona vecina de Lezkairu, para acoger las infraestructuras de abastecimiento de agua, red de residuales, suministro de energía eléctrica, redes de telefonía y fibra óptica, alumbrado público, recogida neumática de basuras y canalización de gas natural.

 

Comentar noticia

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.