Reabre al tráfico la cuesta de Santo Domingo tras permanecer cerrada desde finales de octubre por reparaciones en la calzada y el talud

La apertura es provisional, pues falta el pintado de la señalética horizontal en la calzada, que se aplaza hasta la mejora de la climatología

La cuesta de Santo Domingo se ha reabierto al tráfico este viernes, después de un mes de cierre para acometer labores de reparación de grietas en la calzada y de corrección de las filtraciones de agua en el talud del muro sur. La reapertura es provisional, pues los trabajos no han concluido. Falta pintar la señalética horizontal en la calzada, pero la climatología previsto no lo permite. Al carecer de esa señalización, se mantendrán las señales de peligro y de limitación de velocidad.



La apertura al tráfico se ha adelantado unos días, pues estaba prevista para el próximo 3 de diciembre. Estas obras de contención del talud entre el puente de Curtidores y los corrales de Santo Domingo cuentan con un presupuesto de 134.621,86 euros Los trabajos que se han realizado se dividen en cuatro actuaciones: reparación de la zona agrietada en la calzada, ejecución de una nueva zanja drenante que discurra por el lado sur de la calzada, conexión de la misma a las conducciones existentes de pluviales y, por último, el drenaje del muro sur.

Las grietas ya reparadas en la calzada han supuesto una actuación en una superficie de casi 400 metros cuadrados, incluido también un tramo de la acera que se ha reconstruido tras la actuación en el pavimento. También en calzada, se ha realizado una nueva zanja drenante del muro sur con una longitud de 186 metros, que discurre desde la zona del talud donde aparecían las filtraciones hasta la intersección con el saneamiento existente al inicio del puente de Curtidores. La cuarta actuación tiene que ver con el drenaje del muro sur, donde existen una serie de salidas de agua cuasipermanentes, que se han recogido con un saneo en el trasdós del muro y en toda su altura, así como con el relleno con grava de esas zonas. El agua recogida por la grava del trasdós se ha conectado con la nueva zanja drenante mediante tubos de saneamiento.

Comentar noticia

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.