Pamplona apuesta por dedicar un parque infantil a la figura de ‘Caravinagre’, convirtiendo su imagen de una atracción gigante de más de 50 metros de longitud

caravinagre

El Ayuntamiento colabora con el alumnado de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra para desarrollar la idea

Consciente de la admiración y el cariño que despierta el kiliki ‘Caravinagre’ entre la población pamplonesa, y en especial entre los niños y niñas, el Ayuntamiento de Pamplona ha comenzado a trabajar en el diseño de un parque infantil dedicado a esta figura de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos. Para ello, ha iniciado una colaboración con el alumnado de primer curso de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra, dentro del programa Aprendizaje y Servicio del Consistorio.



La alcaldesa de Pamplona, Cristina Ibarrola, y el director de la Escuela de Arquitectura, Carlos Naya, han presentado en rueda de prensa esta iniciativa, que cuenta también con el respaldo de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos. De hecho, su presidente, Ibon Laspeñas, que no ha podido acudir a la rueda de prensa, ha enviado su aportación a través de un vídeo, en el que valora positivamente esta propuesta que pretende crear un parque infantil en el que el rostro de ‘Caravinagre’ se convierta en una atracción gigante. El proyecto municipal contempla la construcción de un parque de entre 50 y 70 metros de longitud y de 6 a 10 metros de altura con la figura de ‘Caravinagre’, inspirado en el parque Gulliver de Valencia. La ubicación de esta instalación está todavía por concretar.

El alumnado de la Escuela de Arquitectura será el encargado de ofrecer propuestas al Ayuntamiento. El Consistorio confía en conseguir entre 30 y 50 ideas para desarrollar ese nuevo parque. Una vez recibidas, las propuestas serán expuestas y se elegirán las más relevantes. En esa elección intervendrá un jurado integrado por personal del Ayuntamiento y de la Universidad de Navarra, y estará abierto a la participación del público en general para elegir la propuesta más atractiva y adecuada para la ciudad. El objetivo es contar con las propuestas a finales de febrero, y posteriormente serán expuestas al público en general.



Dentro del proyecto Aprendizaje y Servicio

Esta iniciativa se inscribe dentro del convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de Pamplona, la Universidad Pública de Navarra, la Universidad de Navarra y el centro de la UNED en Pamplona para la puesta en marcha de proyectos de Aprendizaje y Servicio en la ciudad. El Consistorio firmó dicho convenio en septiembre de 2022, con la intención de trabajar codo con codo con los tres centros universitarios de la ciudad para desarrollar acciones que impliquen un servicio a la comunidad a la vez que supone un aprendizaje para el alumnado que colabora en ellas.

De hecho, el Aprendizaje y Servicio es una metodología pedagógica que aplica el conocimiento adquirido en los centros educativos a la resolución de problemas de la comunidad. De esta forma, los proyectos redundan en una mejora de la calidad de vida de la ciudadanía y suponen una oportunidad de poner en práctica y dar contenido social a los conocimientos académicos recibidos. El convenio suscrito con los centros universitarios contempla la posibilidad de que las sugerencias de acciones provengan tanto de las propias universidades como del Ayuntamiento.



En este caso, ha sido el Consistorio quien ha puesto sobre la mesa este proyecto, que une la figura de ‘Caravinagre’, personaje con peso propio dentro de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos, con la necesidad de dotar a la población infantil de más zonas de ocio y esparcimiento. Una vez planteado el proyecto, la Escuela de Arquitectura y el Consistorio mantendrán reuniones constantes para desarrollar esta actuación.

Deja un comentario

Tu email no será publicado