Este lunes comienzan los sondeos arqueológicos en el Paseo de Sarasate para preparar las obras de reurbanización y renovación de servicios en la zona

Los estudios prevén hallazgos de elementos romanos, medievales y modernos que serán analizados por una empresa especializada

Este lunes comenzarán los sondeos arqueológicos en el Paseo de Sarasate y calles adyacentes, unas acciones que anteceden la futura reurbanización y renovación de servicios, unas actuaciones ahora en fase de redacción de proyecto. Lo previsto por el proyecto para la intervención arqueológica presentado por el Gabinete TRAMA es realizar hasta 12 sondeos en diversos puntos del espacio acotado por el propio Paseo de Sarasate, pero también la calle Trinidad Fernández Arenas, y los tramos de las calles García Castañón, Alhóndiga y Vínculo, hasta sus intersecciones con la calle Estella. En menor medida, se podrían ver afectadas las calles Ciudadela, Navas de Tolosa y la avenida de San Ignacio.




El replanteo de todos los sondeos se hará sobre el terreno y previamente a su ejecución, intentando en todo momento minimizar la afección a los viandantes, a las terrazas colocadas en la zona, al tráfico rodado y a las infraestructuras y servicios de la zona. La intervención en el Paseo de Sarasate supondrá la renovación de gran parte de los servicios soterrados que alberga, así como la instalación de otros nuevos. Se renovarán colectores de evacuación de aguas residuales, conductos de agua de boca, de pluviales y también de electricidad, alumbrado urbano y telecomunicaciones.

Los espacios en los que se va a intervenir se sitúan en lo que fueron los márgenes de la ciudad histórica, ya que ocupan por un lado los arrabales de la ciudad romana -de la que no se conserva documentación escrita- y, por otro, la salida de la ciudad y primera área extramuros de la ciudad medieval tras su primera expansión después de la fundación del Burgo de San Cernin y la Población de San Nicolás. También podrían existir elementos de época moderna y contemporánea, incluso de carácter militar, como cuarteles, polvorines o almacenes, aunque en esos momentos los frentes de murallas ya estaban alejados de esta zona. Este ámbito requiere que se realicen excavaciones o sondeos arqueológicos según la normativa del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) que regula esta zona de la ciudad

Los sondeos se iniciarán la semana que viene en la zona más próxima al Monumento a los Fueros, en el espacio más cercano a la futura Tómbola de Cáritas, de forma previa a su instalación. El primer sondeo se localizará en la acera, a la altura del nº8, para no interferir con esta cita anual de la ciudad.




Parte central y extremos del paseo

Las dos primeras catas se localizarán en la acera norte del Paseo de Sarasate (a la altura de los números 8 y 34) y consistirán en dos sondeos de 10×2 metros, de carácter transversal a la acera. En ambos se busca la localización de la muralla medieval del Burgo de San Nicolás, si bien la segunda indagará sobre enterramientos vinculados con una posible necrópolis del antiguo hospital de San Juan de Dios. Si los resultados de los sondeos anteriores son positivos el tercero se plantea en el cruce del Paseo de Sarasate con la calle Comedias para buscar la Torre de la Tripería. Para ello la excavación de la cata se situaría de manera longitudinal a la acera del paseo y alineado con el paño de la muralla, con dimensiones 10×2 metros.

En el otro extremo del paseo lo previsto es abrir una trinchera curva de 15×2 metros para tratar de localizar tanto la Torre Redonda, como la base del bastión de San Antón. Si se localizan la Torre Redonda y la Torre de la Tripería se podrá establecer la línea defensiva medieval de San Nicolás y así las futuras zanjas de servicios proyectadas no afectarán a los paños de muralla ni a las cuatro torres que se dispondrían en ella. Esta cata se realizará sobre el carril bici para respetar, tanto el tráfico rodado de la calle Navas de Tolosa, como el tránsito peatonal que accede al Paseo de Sarasate desde la calle Ciudadela.




Sondeos en las dos aceras y otros complementarios

El quinto sondeo se realizará las inmediaciones de la iglesia de San Nicolás para indagar sobre la torre o el portal del mismo nombre y, especialmente, sobre la presencia de posibles inhumaciones relacionadas con la saturada la necrópolis del templo, que habría sobrepasado la línea de muralla una vez que ésta fue demolida y se colmató.

Las catas sexta y séptima (20×2 metros) prevén seccionar el centro del Paseo Sarasate en sentido transversal. Se situarían en el paseo, de forma más o menos aproximada entre un parterre ajardinado y el de enfrente. El objetivo de estas catas sería tratar de dimensionar el foso de San Nicolás y realizar una estratigrafía de la colmatación: fases, cronología y materiales. Esta información permitiría establecer pautas de excavación para la fase de obras posterior, ya que las dos zanjas previstas en esta área ocupan un espacio y unas cotas de profundidad muy importantes.

Los sondeos octavo y noveno se realizarán en la acera, frente a los números 3 y 15 del paseo. Ocupando la acera y la mitad de la calzada (7×2 metros) y por alineación con otras ya realizadas, permitirían tener dos secciones más o menos completas del paseo y constatar o descartar la presencia de restos de época romana, o de otro tipo, que puedan preservarse. Las tres últimas catas (5×2 metros) se harán en las calles Alhóndiga, Vínculo y en el cruce de García Castañón con Trinidad Fernández Arenas, fundamentalmente para visualizar el depósito estratigráfico. Además, el sondeo nº 11, tiene el objetivo específico de tratar de localizar estructuras pertenecientes a los edificios del Vínculo y del Cuartel de Caballería.

El orden de intervención será iniciar los trabajos con el sondeo número 1 para ejecutar a continuación los números 6 y 3, terminando en la zona con el número 8.

Comentar noticia

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.