Puestas a disposición judicial 2 personas acusadas de un presunto delito de atentado a agentes de Policía Municipal tras amenazarles con una katana y un destornillador

Los detenidos, padre e hijo, presentaban una conducta ‘muy excitada’ y trataron de golpear a los agentes sin conseguirlo

katana_detenidosDos personas han sido puestas a disposición judicial acusadas de un presunto delito de atentado a agentes de Policía Municipal tras amenazarles con una katana y un destornillador. Los detenidos son padre e hijo. Los hechos ocurrieron el pasado domingo por la tarde y la intervención inicial por la que los agentes se encontraban en la Chantrea no tenía ninguna relación con las personas que resultaron detenidas y que presentaron ‘en todo momento una conducta muy excitada’ contra los policías municipales.

El domingo día 24 de abril, sobre las 21 horas, agentes de Policía Municipal se encontraban realizando una intervención en una calle del barrio de la Chantrea con un joven que portaba una bicicleta cuando desde un domicilio cercano sus inquilinos comenzaron a insultarles sin que hubiera habido ningún problema previo ni con el joven ni con otros vecinos. Aunque los agentes intentaron calmar a esta familia explicándoles su intervención en la calle y que no tenía nada que ver con ella, los insultos y su agresividad no disminuyeron, llegando a intentar agredir a los policías. Posteriormente, el padre se dirigió a un armario y sacó una espada tipo katana sacándola de la funda y amenazando a los agentes que estaban en la calle.

Ante la situación, y viendo que una persona portaba la katana, otra un destornillador y una tercera un cuchillo de cocina de grandes dimensiones, los agentes decidieron solicitar apoyo de otras patrullas. Tras varios minutos de conversación con toda la familia y viendo el estado de excitación en el que se encontraban, se accedió por una ventana para poder inmovilizarlos, utilizar la fuerza mínima imprescindible para controlar la situación, teniendo en cuenta, además, que en el domicilio había un perro de raza peligrosa. Se procedió a la detención del padre, J.E.E. de 50 años y natural de Pamplona, y del hijo, J.E.A. de 19 años y también natural de Pamplona. Estas personas fueron puestas ayer a disposición judicial, decretándose su puesta en libertad.