Paisajes urbanos y naturales y varios retratos componen la nueva exposición del artista pamplonés Pedro Salaberri en la Ciudadela

Sus óleos podrán verse en el Pabellón de Mixtos hasta el 29 de junio, en lo que constituye su quinta muestra individual en el recinto municipal

Pedro-SalaberriPedro Salaberri ha presentado hoy una nueva exposición de pintura en lo que constituye ya una cita tradicional del artista pamplonés con la Ciudadela. El Pabellón de Mixtos acoge en su planta baja hasta el 29 de junio una colección compuesta por una treintena de óleos realizados por el autor en los dos últimos años, y que incluye fundamentalmente paisajes tanto urbanos como de naturaleza, además de varios retratos.

En sus pinturas destaca una vez más el uso del dibujo, el color y la luz, con los que crea su particular visión de rincones de Pamplona como la calle Olite, Civican o el Archivo; valles navarros como Baztán o Valdizarbe; vistas de Ordesa o los Pirineos y ciudades europeas como Berlín, Praga o Roma. Todos estos lugares aparecen delineados, revelados por siluetas y contornos que van tejiendo la crónica de la ciudad y del resto de parajes, conformando un trabajo con el que Salaberri pretende “ser consciente, tener ilusiones y comunicarse con los demás”.

Para complementar la muestra, se han programado dos actividades formativas abiertas al público. Por un lado, el jueves 15 de mayo está prevista a las 19 horas una conferencia a cargo de Javier Manzanos, mientras que el sábado día 17 a la misma hora, el propio Salaberri llevará a cabo una visita guiada a su exposición. Todos los detalles han sido explicados esta mañana en rueda de prensa por el concejal delegado de Educación y Cultura, Fermín Alonso, y por el propio artista.

Búsqueda de la belleza a través de la sencillez

El autor adopta ante las cosas, según explica José María Romera en el catálogo de la muestra, “una postura serena que le permite dar con su lado armónico y favorable”. Salaberri “ve las señales de hermosura en las cosas y se compromete a mejorar aquello que le rodea mediante el registro y la multiplicación de esos indicios bellos”, apunta el escritor, “buscando la esencia del objeto para dotarle después de un sentido poético”.

Los paisajes del artista persiguen la sencillez, que no la simplicidad, y para ello despoja a los montes, las torres o las calles de aristas y ornamentos que desvíen la atención del espectador. Asimismo procura que en sus cuadros no haya nada doloroso, ni desagradable ni perturbador, nada que impida que los demás compartan y disfruten de su obra. Según Romera, “en la obra de Salaberri el cuadro es un ejercicio responsable porque exige disciplina, trabajo, técnica, esfuerzo, pero también porque, en última instancia, va destinado a mejorarnos la vida, o al menos a intentarlo”.

Trayectoria artística

Pedro Salaberri nació en Pamplona en 1947 y con 15 años comenzó a trabajar en un estudio de arquitectura. Estudió dibujo y pintura en la Escuela de Artes y Oficios, donde finalizó su formación en 1969. En 1973 protagonizó su primera muestra individual en la Sala de Cultura de Caja Navarra y, desde entonces, ha expuesto su obra de forma regular en Pamplona, por toda la geografía foral y en ciudades como Madrid, Bilbao, Vitoria, San Sebastián, Zaragoza o Santander, hasta alcanzar las 60 exposiciones individuales. En Ciudadela ha colgado sus pinturas en cinco ocasiones desde 1996, contando la muestra que hoy se inaugura.

El pintor pamplonés ha participado también en numerosas exposiciones colectivas, incluida una en 1980 que llevó su obra a la ciudad de Nueva York. Asimismo tiene cuadros en museos y colecciones de los ayuntamientos de Pamplona y Vitoria, Gobierno de Navarra y Gobierno Vasco o Parlamento de Navarra, entre otros.

Salaberri es un pintor que procura mantener contacto con otros artistas, y en esta línea ha escrito textos para catálogos y organizado las exposiciones de Alfredo Sada en 1993, de Mariano Royo en 2004 y de Pello Azketa en 2013. También ha comisariado muestras colectivas como ‘De la naturaleza’ en la Ciudadela, ‘Pintar los Sanfermines’ en Zapatería y ‘La escuela de Pamplona’ en el Planetario de Pamplona y Museo Gustavo de Maeztu de Estella, entre otras. Por otra parte, su vínculo con la arquitectura se ha mantenido en el tiempo, y muestra de ello son los murales de gresite realizados en las piscinas cubiertas de Ansoáin, la secuencia de 17 cuadros para la Sala de Bodas de la Audiencia de Pamplona o la intervención en el encofrado de los muros exteriores de Civican.

 

Exposición

  • Pedro Salaberri
  • Lugar: Pabellón de Mixtos de la Ciudadela (planta baja)
  • Fechas: del 25 de abril al 29 de junio
  • Horario: de martes a viernes de 18 a 20.30 horas, sábados de 12 a 14 y de 18 a 20.30 horas, y domingos y festivos de 12 a 14 horas. A partir del 1 de mayo, el horario de tarde pasa a ser de 18.30 a 21 horas
  • Actividades complementarias:

o   Conferencia de Javier Manzanos sobre la pintura de Salaberri: jueves 15 de mayo a las 19 horas

o   Visita guiada a la exposición a cargo del autor: sábado 17 de mayo a las 19 horas

 

 

Comentar noticia

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.