El Ayuntamiento de Pamplona elevará la calle La Rioja a su paso por la plaza de Yamaguchi para aumentar su seguridad vial y potenciar un carácter más peatonal

En los nueve primeros meses del año, descienden los atropellos, pero se incrementa la accidentabilidad con bicicletas y VMP

El tramo de la calle La Rioja que atraviesa la plaza de Yamaguchi se va a elevar para mejorar la conectividad con el parque, aumentar la seguridad de ese punto y dotar al espacio de un carácter más peatonal, acorde con la urbanización de la plaza y con su concepto de entrada a una amplia zona verde de la ciudad. Está previsto que las obras puedan llevarse a cabo a partir de noviembre y que estén concluidas para final de año. El presupuesto se sitúa en los 199.712,80 euros.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Javier Labairu, y el director del área, Patxi Fernández, han presentado este proyecto que se enmarca dentro de las actuaciones que el Ayuntamiento de Pamplona va a ejecutar para la mejora de la seguridad pasiva de la infraestructura viaria de la ciudad, a través de amplios pasos sobreelevados que faciliten la conectividad entre espacios eminentemente peatonales. Este paso elevado en Yamaguchi se une a actuaciones similares previstas en la calle Iturrama para conectar el bulevar con la plaza Félix Huarte, en la calle Ermitagaña para dar continuidad al paseo Mariano Arigita y en la calle Irunlarrea para unir este último paseo con el de Premín de Iruña.

En la rueda de prensa se han ofrecido también datos de accidentabilidad en lo que respecta a atropellos y siniestros con bicicletas y VMP involucrados. Las cifras de atropellos mantienen una línea descendente, con 61 casos frente a los 63 de 2020 y los 111 de 2019. En cambio, se han incrementado los accidentes con bicis y VMP en un 20% respecto a 2020 y el un 10% respecto a 2019. Los datos de 2020 están supeditados a la excepcionalidad del Estado de Alarma y los confinamientos, que alteraron, sobre todo en marzo y abril, tanto el tráfico de vehículos como el flujo peatonal.




Dos zonas diferenciadas en el vial

El diseño la nueva conexión elevada entre la plaza y el parque de Yamaguchi, a través de la calle La Rioja, diferencia dos zonas, que quedan determinadas, además, por un pavimento distinto que especifica cada una de ellas. Desde la parte más cercana a la rotonda con la avenida de Barañáin hasta prácticamente la mitad de la plaza, se mantiene un diseño a base de aglomerado asfáltico. Se amplía la isleta del paseo de peatones que contiene las columnas del porche de entrada, una actuación que reducirá la anchura de la calzada en ambos sentidos.

A continuación, el carril de circulación más cercano a la plaza acogerá los contenedores de residuos y en el carril contrario, una línea de aparcamiento, como en la actualidad. En la llegada a la plaza se establece un paso peatonal con pavimento de adoquín de hormigón para resaltar ese carácter más peatonal del espacio al que se accede. Tras ese paso se ubican en ambos sentidos zonas de carga y descarga, que fuera de ese horario, se utilizarán como plazas de aparcamiento.

A partir de la mitad de ese tramo de la vía y hasta la salida de la plaza, la pavimentación con adoquín de hormigón establece un área eminentemente peatonal, sin plazas de aparcamiento, sustituidas en la nueva urbanización por bancos de hormigón ubicados a modo de zonas de estancia. En la zona del porche de salida, se mantiene una línea de aparcamiento para vehículos y otra para motocicletas, cada una en un sentido de la circulación.




Menos atropellos y menos personas heridas

Las cifras de atropellos entre enero y septiembre de este año reflejan un claro descenso en la siniestralidad. En los nueve primeros meses del año, se han producido en Pamplona 61 atropellos, un 45% menos de atropellos que los 111 de 2019 y un 42% menos que los 105 de 2018. En 2020 se produjeron 63 atropellos, aunque con la excepcionalidad de las restricciones de movilidad por el Estado de Alarma. Rochapea es el barrio con mayor siniestralidad, con 16 atropellos en sus calles, seguido por Milagrosa con 6 y Txantrea, Iturrama y Mendebaldea con 5 cada uno. Septiembre con 10 y agosto con 9 han sido los meses con mayor número de atropellos en los que llevamos de 2021.

Este año hay que lamentar el fallecimiento de una persona por atropello, mientras que en 2020 y 2019 no hubo víctimas mortales. En 2018 hubo tres fallecidos por atropello en Pamplona. Por el contrario, se percibe un descenso tanto en personas heridas graves y leves. Hasta el 30 de septiembre se han registrado 8 personas heridas graves y 39 heridas leves. En 2020 fueron 9 y 52, respectivamente, y en 2019 fueron 17 y 84, más del doble que este año. En 2018 cifras más elevadas también con 18 personas heridas graves y otras 75 heridas leves.




Mayor accidentabilidad con bicicletas y VMP implicados

Al descenso de los atropellos se une, por el contrario, un aumento de la accidentabilidad en bicicleta y VMP (Vehículos de Movilidad Personal). Los 143 accidentes que han ocurrido entre enero y septiembre (121 en bicis y 22 en VMP) suponen casi un 20% más que los 120 de 2020 (108 con bicis y 12 con VMP), un 10% más que los 130 de 2019 (115 en bici y 15 en VMP) y un 23% más que los 116 de 2018 (114 en bici y 2 en VMP). En lo que llevamos de año no hay que lamentar personas fallecidas, aunque se mantiene respecto a 2020 la cifra de nueve personas heridas graves. Las personas heridas leves crecen, con 82 en este 2021 por 74 de 2020.

El 52% de esos accidentes con bicis y VMP se produjeron en pasos de peatones, un 25% por caídas y un 23% fueron accidentes en calzada. En cuanto a las zonas de Pamplona con un mayor número de siniestros ciclistas, encabeza el listado el barrio de San Juan con 15, seguido de Milagrosa e Iturrama con 13 y Lezkairu y Rochapea con 12 en cada uno de ellos.

Comentar noticia

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.