Cerrado al público el ascensor urbano del barrio de Etxabakoitz, junto al Grupo Urdánoz, para realizar obras de sustitución del pavimento de la pasarela

Cerrado al público el ascensor urbano del barrio de Etxabakoitz, junto al Grupo Urdánoz, para realizar obras de sustitución del pavimento de la pasarela

Las obras se prolongarán durante más de dos meses, por lo que, según las previsiones, el ascensor permanecerá cerrado hasta Semana Santa

El ascensor urbano junto al Grupo Urdánoz, en el barrio de Etxabakoitz, se ha cerrado al público para llevar a cabo obras de sustitución del pavimento de la pasarela. Los trabajos se prolongarán durante aproximadamente 75 días, por lo que no se reabrirá al tránsito peatonal antes del 30 de marzo.



La pasarela, construida en 2013, presenta en la actualidad dos carencias. Por un lado, las características del pavimento y del revestimiento lateral de la pasarela hace que se recaliente con las altas temperaturas, lo que supone un riesgo para las personas usuarias y, además, provoca dilataciones en la chapa que han hecho que se levante en varios puntos. Por otro lado, las ménsulas de apoyo de la pasarela se han visto afectadas por el agua y la humedad, lo que ha supuesto que aparezca corrosión superficial.

Para atajar ambos problemas, se van a realizar las labores de mantenimiento, que han sido adjudicadas a la empresa Guillén Obras y Proyectos SL, por un importe de 155.458,69 euros. En concreto, se actuará sobre el pavimento y sobre el revestimiento lateral de la pasarela y, además, sobre la barandilla de protección de la pasarela. Así, se sustituirá el pavimento existente, que es chapa lagrimada, y su sistema de apoyo, de chapa de forjado colaborante, por un nuevo sistema formado por perfiles de aluminio fresado sobre perfiles de acero inoxidable de sujeción. Al llevar a cabo esta actuación, se elevará la altura del pavimento, por lo que habrá que modificar el acceso al ascensor y crear un suplemento de la barandilla de protección para cumplir con la altura marcada por normativa. Además, se sustituirá el revestimiento lateral. No obstante, estas reformas no afectarán a la estructura del ascensor.



Inaugurado el 3 de julio de 2013, el ascensor salva un desnivel de 25 metros, entre la calle Remiro de Goñi en Etxabakoitz Norte y el Grupo Urdánoz, cuyo entorno se urbanizó para facilitar el acceso a la nueva infraestructura, que supuso una inversión de 829.510,61 euros. Éste es uno de los dos ascensores urbanos del barrio, ya que existe otro en el entorno de la calle Concepción Benítez que, mediante dos elevadores distintos situados entre los edificios y con trayectos concatenados, mejora la movilidad en Etxabakoitz.

Deja un comentario

Tu email no será publicado